jueves, 5 de mayo de 2016

ES TIEMPO DE CORAJE

Textro extraído del blog: 

http://elcoraznllenodenombres.blogspot.com.es/2016/04/es-tiempo-de-coraje.html


   Algún día, W. podrá saber cuanto sufrieron sus padres y de qué modo le buscaron, con cuanto coraje y valentía lucharon enfrentados a grandes poderes institucionales para demostrar la injusticia que hizo que les separasen en un momento de sus vidas.

      Nuestras leyes de bienestar social no son lo que parecen… Ni siempre buscan el  interés superior del menor, aunque lo pregonen y lo justifiquen, porque han hecho de los niños y niñas también un negocio del que sacan rédito y beneficio no pocos intervinientes.
      Cuando dicen buscar el interés del menor no siempre es así… Por lo menos en el caso de W se han cometido todas las irregularidades y se han transgredido todas las leyes y normas que podamos imaginar….

     Quizás nuestros servicios sociales pensaron que solo se trataba de una familia africana, sin recursos, que no iban a poder hacer gran cosa contra la gran INSTITUCIÓN.
      Pero... ¡Qué equivocados estaban!

       Nunca estuviste en "desamparo" mientras vivías con tu familia. Lo reconocieron los jueces, muchísimos testigos, incluso catedráticos de universidad...


      Y aún así, te "expropiaron".


       Algún día, W.,  conocerás la verdadera historia.

      Sabrás de cómo tu padre comenzó desde Camerún un largo periplo para buscar un mejor modo de vida para tu familia… Aquel recorrido que le llevó a través de Chad, Níger, Argelia y Libia durante meses, para encontrarse que desde allí solo se podía llegar a Italia a través de un mar donde perecían ahogados muchos de sus amigos y conocidos durante aquel camino…  y que ya nunca volvían a llamar.


     Sabrás también que, en un momento determinado, decidió cambiar la ruta hacia Marruecos, y desde allí caminar hacia las cercanías de la frontera con España.


      3 meses vivió en el Monte Gurugú, donde por las noches divisaba las luces de Melilla y esperaba el  momento de poder llegar a esa ciudad…

    ¡Cuánto revolvían aquellos reflejos tan cercanos, y al mismo tiempo tan lejanos e inaccesibles!
     3 meses acosado a veces por los Alís, o  alentado por ellos a cambio de un cigarrillo…


      Podrás conocer cómo se fabricaba una escalera con restos de árboles para acceder a la tela metálica puesta expresamente para impedir el paso; y unos guantes con materiales recogidos entre las basuras para evitar, en lo posible, los cortes que les podría causar las cuchillas que algunos miserables idearon para que nuestra maldita valla de la frontera, con la que quieren separarnos, fuese más peligrosa y  cortase la carne de quienes se atrevieran  a buscar un mejor modo de vida.
      Y cómo consiguió una noche saltar, junto a otros con los que compartía tantas penalidades, y  que sus guantes quedaron colgados entre los alambres y espinos de la valla, junto con parte de su chaqueta.

    Y que la guardia civil no consiguió detenerle mientras buscaba que alguien le indicara dónde estaba el CETI.  Desde  aquel lugar, y a través de Cruz Roja, llegó a Madrid y pudo trasladarse desde la capital a Santander.
    Obtuvo la reagrupación familiar, y así viniste con tu madre a vivir con él porque tanto ella como él estaban convencidos de que llegaban a un país respetuoso con los derechos de todos.
     Te contaremos, querido W, tu pequeña infancia si es que no guardas recuerdos de ella, y rellenaremos todos los agujeros negros y disiparemos todas las incertidumbres de aquel momento en que tu vida cambió, en que todos los que conocías y querías, desaparecieron de tu lado...
      Nadie te arrebatará lo que ahora tengas... Nadie te quitará los nuevos afectos ni las nuevas personas que te quieran y que seguro que tú quieres. Pero sabrás que tienes una familia extensa, padres, hermanos, abuelos, preocupada por ti, que te ha echado de menos todos los días desde hace muchos años, de las lágrimas, de la búsqueda, de los procesos judiciales, de los lugares donde Ferdinand, tu padre, habló ante tantas gentes para contarles el caso, el drama que estaban injustamente viviendo.

   Conocerás porqué la gran persona que él es tiene tantos amigos y amigas que os quieren y que luchan junto a tu familia para conseguir que os podáis encontrar, y reconoceros y también  disfrutaros, engrandecer tus puntos de vista y procurar que seas mucho más feliz.

  
Entre tanto, seguimos esta lucha contra gigantes  institucionales que viven convencidos de que ordenan y mandan en los sentimientos, en las emociones y en los vínculos de los demás, especialmente de los de los pobres.

   El derecho es un instrumento para proteger al débil, aunque ahora parezca que es al revés.

    No perdemos la esperanza de que en base a ese "interés superior" tuyo se consiga alguna vez, más temprano que tarde, la satisfacción integral de tus derechos, querido W.

domingo, 27 de marzo de 2016

Los sonidos de mi barrio: entrevista a Ferdinand.

21 de marzo de 2016.

"La administración roba niños", por decir esta frase el gobierno de Cantabria interpuso una querella contra Enrique Martínez Reguera.  Cada Persona u organización que intentan apoyar a los padres de W a encontrar a su hijo perdido en el laberinto burocrático de las Instituciones de "protección" son denunciados por la Administración. Por lo que seguramente nos denunciarán a nosotros por haber realizado esta entrevista al padre de W y haber vuelto a decir; "la Administración roba y secuestra niños".

W fue separado de sus padres a los 4 años por presuntos malos tratos, tras dos sentencias firmes que afirman que sus padres no maltrataron a su hijo ni cometieron negligencia la Administración se niega a devolver a W a sus padres biológicos y quiere darlo en adopción.
Para escuchar la entrevista pulsa aquí

miércoles, 23 de diciembre de 2015

I Jornada de reflexión sobre marginación

El sábado 26 tendrá lugar en Santander la I Jornada de reflexión sobre marginación. Aprovechamos esta ocasión para visibilizar la lucha que continuamos con W y su familia. 

Nunca han estado solxs y nunca van a estarlo, a pesar de que las cosas se pongan difíciles no vamos a dejar de buscar nuevos caminos, nuevas formas de cambiar las cosas.

Os animamos a participar y compartir esta jornada por todos los temas tan interesantes que aborda.


Para este encuentro hemos preparado otro texto que pretendemos difundir al máximo. Está escrito directamente para W para cuando un día lo lea...
                      





miércoles, 11 de noviembre de 2015

Para ti, W, cuando leas esto

Porque sabemos que algún día leerás esto y después de ver todo lo que tus padres han luchado hasta ahora y lo que nos queda por hacer, entenderás que nunca estuviste desamparado.

Ha llegado el momento que nadie de nosotros quería. Hemos estado luchando entre muchos altibajos para que este momento no llegara. Pero en efecto, la perseverancia de los servicios sociales en separar a una familia, y la complicidad del gobierno de Cantabria por no hacer nada al respecto, han dado como resultado que W, el hijo de Monike y Ferdinand, el hermano de D. y Wa., haya sido adoptado por otra familia, lejos de aquí y tras más de 5 años sin ver a sus padres. Ni que decir que esta noticia no la conocemos porque a nuestros amigos les hayan avisado sobre el destino de su hijo, sino porque “el diario montañés” publicó la noticia el jueves 29 de octubre. Es demasiado obvio tener que explicar lo violento que supone esto, no sólo para ellos, sino también para nosotros. Sin embargo,  tras hacer balance de todo el proceso de atropellos éticos, de irregularidades en las propias normas básicas de actuación del ICASS, de malos tratos por parte de las instituciones y de estrategias burocráticas para proteger sus intereses durante el proceso de preadopción y desde que W fuera arrebatado a sus padres, no esperábamos otra cosa.

Dar “luz verde” a la adopción supone que los padres biológicos dejan de ser los padres de W a efectos jurídicos. Esto supone un no retorno para W con sus padres. Ante este hecho demoledor, vemos como la lucha incansable de unos padres durante años, el apoyo de personas cercanas desde el principio, el respaldo de profesionales del derecho o la psicología, la organización de actividades de difusión del caso (charlas, actos festivos, concentraciones frente al ICASS, frente al ayuntamiento, participación en actividades sociales y culturales, búsqueda de alianzas con otros colectivos, asociaciones y/o organizaciones…) por medio de una asamblea de apoyo, y la solidaridad de otras cuántas personas que a día de hoy siguen buscando maneras de incidir en el proceso judicial y de denunciar la situación, no ha sido suficiente para conseguir que W esté aquí cerca, con nosotras.

Esto viene a cuento porque algo nos hace pensar que pusiéramos los argumentos que pusiéramos sobre la mesa, la decisión de los organismos que supuestamente velan por la protección de la infancia, estaba ya tomada, sin ninguna apertura a la escucha de quienes defendemos que W vuelva con su familia. Al principio, eran las acusaciones de malos tratos  las que el ICASS sostenía. Luego, al no tener ningún tipo de base para sostener dicha acusación y tras la absolución de Monike y Ferdinand por parte del juzgado penal, es la “negligencia” la que toma protagonismo para los servicios sociales. Es decir, como los malos tratos ya no sirven, cuanto menos debía existir una negligencia. Finalmente, y tras los hechos recientes, la causa que ha determinado la adopción ha sido  el supuesto desamparo que ocurrió en uno de los ingresos hospitalarios en donde, según la audiencia, los padres tardaron 48 horas en llevar a su hijo a urgencias tras haberse roto un hueso. En todo este asunto, hasta el número de horas carece de veracidad. Los padres pasaron una noche sin llevar a urgencias a su hijo, lo que no implicó una falta de atención ni un cese en el ánimo de protegerle. Hechos como el propio vendaje que le hicieron en la pierna lo demuestran. Posteriormente, al acudir a urgencias tras comprobar que  W no se encontraba bien, la dificultad para hablar castellano fue la causa de que la conclusión fuese determinar en un informe “48 h”.

Existe información a disposición de todos  para desmontar, tanto las anteriores acusaciones, como los hechos que justifican la adopción. Por ello, más allá de volver a entrar en “que si pasó esto que si pasó lo otro”, lo que está claro es que quien tiene como única fuente unos informes con nula perspectiva del contexto cultural del que proviene la familia e inmersos en un proceso lleno de irregularidades, no es de extrañar que haya tenido tan claro llegar hasta tal extremo. Por el contrario, quienes han ido más allá y han compartido momentos con monike, Ferdinand y sus hijos, tienen una visión, cuanto menos, muy diferente. Toda la impotencia que arrastramos de antes y que ahora es tan palpable, no acaba por quitarnos las ganas de callarnos y para ello, volvemos a sacar preguntas que siempre han estado ahí.

¿Cuál es el perfil de las familias que tienen problemas con los servicios sociales ante las acusaciones de desamparo y desprotección? Independientemente de que el caso de W sea una situación con muchos matices que lo diferencian de otros casos, y de que existan situaciones en los que la violencia contra los niños es explícita y requiera de atención, ¿es casualidad que la exclusión social sea el determinante principal de las familias intervenidas y separadas? ¿No son las personas migrantes o de etnias minoritarias las más amenazadas por este “buen hacer” de las prácticas de protección del menor con manuales de actuación hechos para galerías de museo, requisitos protocolarios, o justificación de subvenciones?

¿cuánto dinero se mueve por niño internado en todo este trayecto de centro de acogida- familia preadoptiva etc, etc.? ¿es posible que las buenas intenciones que presunemos de muchos de los trabajadores de los servicios sociales, puedan justificar una maquinaria que mueve tantos ingresos, y que sólo entiende por resolución de conflictos, la judicialización de los problemas sociales y la represión de las familias más vulnerables?

Parece que ya han conseguido lo que querían, sería iluso pensar que no jugaban con ventaja, teniendo todos los recursos que necesitaban a su disposición. No obstante, creemos haber sembrado la duda sobre dichas prácticas, y tenemos claro al lado de quienes estamos y estaremos, y de quienes no. Nada ha cambiado en ese sentido.

Asamblea por la Libertad de W



La Audiencia Provincial no aporta ninguna novedad al caso

Una nueva sentencia de los tribunales nos quita el aliento pero no agota la esperanza. La Audiencia Provincial, a pesar de realizar una vista, no ha admitido a trámite la petición de Monique y Ferdinand: se desestima el recurso. Ante estos acontecimientos, cabría señalar lo siguiente:

- Primero, la brevedad con la que se ha emitido el auto: el mismo está fechado el 29 de Enero, es decir, apenas dos días después de la vista.

- Segundo, que los argumentos utilizados por este tribunal (a destacar, que transcurridos dos años Monique y Ferdinand carecen de derecho para recuperar la patria potestad y que W. ya se encuentra adaptado a la familia) coinciden casi textualmente con los emitidos por la sentencia del 14 de Julio.

- Tercero, que ante las circunstancias anteriores cabe preguntarse para qué ha servido la vista a la que Monique y Ferdinand asistieron el día 27 de Enero. Con todo – pues todo hay que decirlo – sí se menciona la buena voluntad de Monique y Ferdinand por recuperar a W.

No ha cambiado absolutamente nada: el ICASS sigue negándose a una realidad evidente, W. fue arrebatado injustamente de su familia; los diferentes juzgados que han tratado lo civil no han prestado atención ni al peritaje independiente (que demuestra no sólo la buena voluntad, sino la evolución positiva de los padres) ni a las sentencias de lo penal (que demuestra que no sólo no hubo maltrato, sino tampoco dejación en las funciones de los padres).

Tampoco ha cambiado nuestra esperanza. El ICASS cometió un grave error al retirar a W. de su familia, pero más grave aún es mantener esta insostenible situación. La Asamblea por la Libertad de W. seguirá luchando y apoyando a Monique y a Ferdinand, así como a sus dos hijos menores, para que pueda llevarse a cabo, tarde o temprano, la reunificación familiar.

Resumen de la vista del 27 de enero

El pasado Martes 27 de Enero se realizó la vista que correspondía al recurso en la Audiencia Provincial sobre la reanudación de las visitas Monique y Ferdinand a su hijo W. La asamblea por la Libertad de W. convocó allí a amigas y amigos de la familia, y en general gente solidaria con esta injusticia.

Ni el tiempo (lluvia y frío), ni el momento (las 9 y media de la mañana de un día laborable) acompañaron y, sin embargo, unas veinte personas acompañaron y arroparon a Monique y Ferdinand en este momento tan importante. Poco antes de las 9 y media procedimos a entrar en el juzgado de las Salesa, pero cuál fue nuestra sorpresa cuando, ya dentro del juzgado, no permitieron acceder a la compañía, aludiendo que en un caso de menores sólo puede estar presente la familia. 

La Asamblea considera, cuanto menos, incoherente que ésta sea la razón de prohibirnos el paso, más aún cuando sí pudimos acceder a la vista del día 10 de Julio en la instancia inferior.

La vista fue corta. Monique y Ferdinand salieron animados, con ganas de seguir luchando.

Nosotras, la Asamblea, tampoco nos detendremos. W. ha de volver con su única y verdadera familia, y ninguna estructura burocrática podrá detener que se haga justicia.


Tan pronto como sepamos algo seguiremos informando.

Seguimos luchando para que W vuelva

Buenas! A pesar de las malas noticias que ya hemos compartido queremos dejar claro que en absoluto han ganado. Desde la Asamblea no nos vamos a cruzar de brazos y seguiremos luchando para conseguir que la familia de W vuelva a estar completa y unida.

El pasado jueves no reunimos delante del edificio del Gobierno de Cantabria y estuvimos repartiendo octavillas e intercambiando impresiones con algunas personas que trabajaban allí. Es importante que este asunto salga a la luz más allá del ámbito de los Servicios Sociales y es igualmente importante pedir responsabilidades a quienes pueden solucionar esta injusticia.

La situación es complicada y debemos actuar con cuidado, pero seguiremos actuando.